Practices

Comisión Europea: Propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo sobre la gobernanza de la Unión de la Energía

Share this Post:

Shutterstock / jorisvo

Modificación de la Directiva 94/22 / CE, Directiva 98/70 / CE, Directiva 2009/31 / CE, Reglamento (CE) no 663/2009, Reglamento (CE) no 715/2009, Directiva 2009/73 / CE, Directiva del Consejo 2009 / 119 / CE, Directiva 2010/31 / UE, Directiva 2012/27 / UE, Directiva 2013/30 / UE y Directiva (UE) 2015/652 del Consejo y por el que se deroga el Reglamento (UE) no 525/2013

La propuesta de Reglamento sobre la gobernanza de la Unión de la Energía forma parte del paquete «Energía limpia para todos los europeos» , publicado por la Comisión Europea el 30 de noviembre de 2016. Este paquete incluye otras siete propuestas legislativas para ayudar a proporcionar el clima y objetivos energéticos: reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% en comparación con los niveles de 1990; mejora de al menos 27% en eficiencia energética; y producción de al menos el 27% de la energía de fuentes renovables. Se considera necesario un sistema de gobernanza sólido para el marco reglamentario de la Unión de la Energía para alcanzar estos objetivos, así como para las estrategias a largo plazo para la descarbonización.

El reglamento propuesto busca garantizar una mayor coherencia entre las propuestas legislativas en el paquete de Energía Limpia y otros actos jurídicos de la UE en el ámbito del clima y la energía, dejando al mismo tiempo flexibilidad a los Estados miembros para establecer objetivos de acuerdo con sus circunstancias nacionales. Este es especialmente el caso de los objetivos de eficiencia energética y energía renovable para 2030, que según las propuestas de la Comisión solo deberían ser vinculantes a nivel de la UE, sin que se prevean nuevos objetivos vinculantes a nivel de los Estados miembros.

Los principales componentes de la regulación propuesta son:

  • Los Estados miembros deberán adoptar planes nacionales integrados de energía y clima para el período 2021-2030, antes del 1 de enero de 2019. Estos se ajustarán a una plantilla coherente y abarcarán las cinco dimensiones de la Unión de la Energía, enumerando las políticas y medidas propuestas para alcanzar estos objetivos
  • La Comisión emitirá recomendaciones sobre las medidas incluidas en los planes, el nivel de ambición de los objetivos, las metas y las contribuciones; Los Estados miembros deberían tener en cuenta en la mayor medida posible estas recomendaciones;
  • un proceso de consulta entre los Estados miembros y la Comisión incluirá la preparación de informes bienales de progreso por parte de los Estados miembros sobre la aplicación de sus planes nacionales en las cinco dimensiones de la Unión de la Energía; La Comisión supervisará y evaluará los progresos realizados hasta el 31 de octubre de 2021 y cada dos años a partir de entonces;
  • Los Estados miembros prepararán estrategias de bajas emisiones a largo plazo con una perspectiva de 50 años, a fin de lograr de manera rentable los objetivos a largo plazo del Acuerdo de París;
  • Los Estados miembros prepararán informes bienales sobre planificación y estrategias de adaptación al cambio climático, así como informes anuales sobre inventarios de gases de efecto invernadero y apoyo a los países en desarrollo, a fin de cumplir los compromisos asumidos como parte del Acuerdo de París de la CMNUCC. Se establecerán registros nacionales de contribuciones. como se prevé en el Acuerdo de París y dará cuenta de las contribuciones de los Estados Miembros a los objetivos de la CMNUCC;
  • se crearán también sistemas de inventario nacionales y de la Unión para las emisiones y medidas de gases de efecto invernadero; Los Estados miembros informarán regularmente a la Comisión sobre sus inventarios y la Comisión recopilará los datos y creará el inventario requerido a nivel de la UE.

Puede acceder al documento en la página web pertinente EUR-Lex en el siguiente enlace.